fbpx

Manual de propiedad global de BARNES 2024

A pesar de la inestabilidad económica global y el regreso de la inflación, los bienes raíces de lujo han demostrado una vez más ser la inversión refugio definitiva contra la incertidumbre. El BARNES Global Property Handbook, que se publica una vez al año, ofrece información sobre los mercados inmobiliarios mundiales y los destinos más buscados. Este año, por primera vez, una ciudad de Medio Oriente encabeza el Top 5 del Índice de Ciudades BARNES, y no una ciudad cualquiera, Dubái. Siguiendo la capital de los Emiratos se encuentran Miami, Nueva York, Madrid y finalmente París.

« Impulsados por un verdadero espíritu empresarial, los compradores de lujo ahora muestran una actitud de diversificación, no solo en el tipo de propiedades que les interesan […] sino también en su ubicación. De Nueva York a París y Lisboa, de Miami a Dubai y Saint Tropez, y de la Costa Atlántica a los resorts de deportes de invierno», comenta Thibault de San Vicente, Presidente de BARNES.

En ese sentido, las residencias secundarias están en racha. En cuanto a los destinos frente al mar, los destinos más codiciados son: Saint Barts por sus idílicos paisajes y su deliciosa gastronomía, Los Hamptons por su paz y tranquilidad, La Costa Azul francesa por su arquitectura y elegancia, Córcega del Sur por su patrimonio natural y cultural y, finalmente, Mauricio por su clima tropical y su inigualable fauna.

Además, el sector inmobiliario de lujo está en constante evolución y algunos destinos prometedores podrían convertirse en las inversiones y los hogares del mañana. La capital británica, Londres, ocupa el primer lugar gracias a su creciente número de personas con un patrimonio neto ultraalto. En segundo lugar, observamos a Roma, también llamada la “Ciudad Eterna” que sigue atrayendo por su Dolce Vita. Milán, caracterizada por la búsqueda de la elegancia clásica pero también de su gastronomía, se sitúa justo detrás de Roma. Estambul, en cuarto lugar, es un destino de excepcional belleza y desarrollo exponencial. Finalmente, Barcelona se está convirtiendo en un refugio seguro tanto para europeos como para internacionales.

BARNES Global Property Handbook 2023

A pesar de la inestabilidad económica mundial y el regreso de la inflación, los bienes raíces de lujo han demostrado una vez más ser la mejor inversión de refugio seguro contra la incertidumbre. El Manual de propiedad global de BARNES, que se publica una vez al año, brinda una visión de los mercados inmobiliarios globales y los destinos más buscados. Este año, el Top 5 del índice de ciudades BARNES es, de hecho, contradictorio, con París, el elemento básico europeo, en lo más alto de la clasificación. Después de la capital francesa se encuentran tres ciudades estadounidenses: Miami, Nueva York y Austin. Finalmente, Dubái ocupa la quinta posición con su impresionante vitalidad económica.

« Impulsados por un verdadero espíritu empresarial, los compradores de lujo ahora muestran una actitud de diversificación, no solo en el tipo de propiedades que les interesan […] sino también en su ubicación. De Nueva York a París y Lisboa, de Miami a Dubai y Saint Tropez, y de la Costa Atlántica a los resorts de deportes de invierno», comenta Thibault de San Vicente, Presidente de BARNES.

En ese asunto, las residencias secundarias están en racha. En cuanto a los destinos frente al mar, los destinos más codiciados son: Saint Barts por sus idílicos paisajes y deliciosa gastronomía, Los Hamptons por su paz y tranquilidad, La Costa Azul francesa por su arquitectura y elegancia, Guanacaste por su patrimonio natural y cultural y, finalmente , Mauricio por su clima tropical y su inigualable vida silvestre.

Además, las propiedades inmobiliarias de lujo están en constante evolución y algunos destinos emergentes podrían convertirse en las inversiones y viviendas del mañana. Tokio ocupa el primer lugar de este ranking con su alta productividad y precios inmobiliarios que siguen subiendo. La capital británica, Londres, ocupa el segundo lugar gracias a su creciente número de individuos de patrimonio neto ultra alto. En tercer lugar, observamos a Roma, también llamada la “Ciudad Eterna” que sigue atrayendo por su Dolce Vita. Mónaco, conocido por su estabilidad política y seguridad, pero también por su gastronomía, se encuentra justo detrás de Roma. Finalmente, Madrid se está convirtiendo en un refugio seguro tanto para europeos como internacionales.

Perspectivas inmobiliarias de Nueva York con Yann Rousseau

Conozca a Yann Rousseau, director de BARNES New York, quien analiza el mercado inmobiliario de Nueva York.

En este otoño tradicionalmente muy activo desde el punto de vista de la Bienes raíces de Nueva York mercado, y si bien parecía haber recuperado su histórica estacionalidad, estamos viendo una clara desaceleración en la actividad.

Y esto está pasando en ambos lados de la mesa, con vendedores retirando sus propiedades a la espera de días mejores, y compradores que ya no tienen prisa por el impacto de la caída del mercado y la subida de tipos de interés. Al mismo tiempo, la fortaleza del dólar, en detrimento del euro en particular, también está frenando la inversión extranjera. Por lo tanto, el mercado inmobiliario de Nueva York es lento, típicamente un mercado de compradores, aunque esto no se traduce en precios más bajos en esta etapa. No obstante, podemos esperar mejores márgenes de negociación.

En lo viejo, pero sobre todo en lo nuevo. Nuevamente, mientras que los vendedores individuales en Nueva York pueden darse el lujo de esperar hasta que se recupere la actividad (probablemente la próxima primavera), los desarrolladores (o "patrocinadores" en la jerga de Nueva York) no tienen esta libertad, ya que los plazos regulatorios y de financiación los presionan para liquidar su inventario. lo antes posible. Así, es más bien hacia este tipo de productos en los que uno debe concentrarse hoy y así aprovechar una breve ventana de oportunidad donde uno puede ir a negociar algunas “ventas”, todo considerado. Con el proyecto y el enfoque de negociación correctos, se pueden esperar descuentos de dos dígitos.

 Esta oportunidad de mercado, principalmente en la nueva construcción, no durará. Los compradores, especialmente aquellos con dólares existentes (o activos en dólares), harían bien en posicionarse en los próximos seis meses. Porque, salvo nuevos eventos exógenos, se espera una recuperación para la primavera de 2023.

BARNES Global Property Handbook 2022

¡Durante la crisis sanitaria, las adquisiciones continúan! Todos tuvieron que adaptarse durante esos dos años y los más ricos hicieron lo mismo. En un contexto de recuperación económica más rápida de lo esperado, el ranking de grandes ciudades internacionales ha vuelto a sido puesto al revés. El BARNES Global Property Handbook, que se publica una vez al año, profundiza en los mercados inmobiliarios mundiales y la última edición acaba de salir de la imprenta y muestra resultados prometedores para ciudades como Miami, Austin, Tokio, Ginebra y París, que conforman el Top 5 del BARNES City Index, una mezcla de apuestas seguras y apuestas por el atractivo económico.

«En 2022, el BARNES City Index nunca ha sido tan variado, destacando ascensos meteóricos como Madrid, Moscú y Praga, pero también apuestas seguras tradicionales como Londres, Nueva York y Tokio. El reflejo de los cambios provocados por la crisis sanitaria y sobre todo la capacidad de adaptación de las grandes fortunas», comenta Thibault de San Vicente, Presidente de BARNES.

En lo alto del ranking aparecen cinco ciudades que han convencido a los inversores tanto por su atractivo como por sus fundamentales: Miami, ya sorprendida por el Top 2020 donde fue 4º, ocupa el 1º puesto, seguida de Austin que salta del 24º al 2º puesto. Tokio sigue siendo un buen tercero, seguido de Ginebra, que avanza del 8 al 4 lugar y París, que sube del 7 al 5 lugar. Estados Unidos, por tanto, se lleva la parte del león debido a la rápida evolución económica, mientras que Japón y Europa, la «Old Wave», consiguen reinventarse.

«La vieja Europa recupera su antiguo estatus, con cinco ciudades en el Top 10 (Ginebra, París, Londres, Madrid, Estocolmo), lo que atestigua una vuelta a los tradicionales valores seguros que eran, antes de la crisis sanitaria, los grandes habituales de la Índice de ciudades BARNES», explica Thibault de San Vicente. Lo mismo ocurre con Nueva York y Toronto, que también están regresando. 

WhatsApp
es_ESSpanish
Consentimiento de cookies con banner de cookies reales