fbpx

Perspectivas inmobiliarias de Nueva York con Yann Rousseau

Conozca a Yann Rousseau, director de BARNES New York, quien analiza el mercado inmobiliario de Nueva York.

En este otoño tradicionalmente muy activo desde el punto de vista de la Bienes raíces de Nueva York mercado, y si bien parecía haber recuperado su histórica estacionalidad, estamos viendo una clara desaceleración en la actividad.

Y esto está pasando en ambos lados de la mesa, con vendedores retirando sus propiedades a la espera de días mejores, y compradores que ya no tienen prisa por el impacto de la caída del mercado y la subida de tipos de interés. Al mismo tiempo, la fortaleza del dólar, en detrimento del euro en particular, también está frenando la inversión extranjera. Por lo tanto, el mercado inmobiliario de Nueva York es lento, típicamente un mercado de compradores, aunque esto no se traduce en precios más bajos en esta etapa. No obstante, podemos esperar mejores márgenes de negociación.

En lo viejo, pero sobre todo en lo nuevo. Nuevamente, mientras que los vendedores individuales en Nueva York pueden darse el lujo de esperar hasta que se recupere la actividad (probablemente la próxima primavera), los desarrolladores (o "patrocinadores" en la jerga de Nueva York) no tienen esta libertad, ya que los plazos regulatorios y de financiación los presionan para liquidar su inventario. lo antes posible. Así, es más bien hacia este tipo de productos en los que uno debe concentrarse hoy y así aprovechar una breve ventana de oportunidad donde uno puede ir a negociar algunas “ventas”, todo considerado. Con el proyecto y el enfoque de negociación correctos, se pueden esperar descuentos de dos dígitos.

 Esta oportunidad de mercado, principalmente en la nueva construcción, no durará. Los compradores, especialmente aquellos con dólares existentes (o activos en dólares), harían bien en posicionarse en los próximos seis meses. Porque, salvo nuevos eventos exógenos, se espera una recuperación para la primavera de 2023.

BARNES Global Property Handbook 2022

¡Durante la crisis sanitaria, las adquisiciones continúan! Todos tuvieron que adaptarse durante esos dos años y los más ricos hicieron lo mismo. En un contexto de recuperación económica más rápida de lo esperado, el ranking de grandes ciudades internacionales ha vuelto a sido puesto al revés. El BARNES Global Property Handbook, que se publica una vez al año, profundiza en los mercados inmobiliarios mundiales y la última edición acaba de salir de la imprenta y muestra resultados prometedores para ciudades como Miami, Austin, Tokio, Ginebra y París, que conforman el Top 5 del BARNES City Index, una mezcla de apuestas seguras y apuestas por el atractivo económico.

«En 2022, el BARNES City Index nunca ha sido tan variado, destacando ascensos meteóricos como Madrid, Moscú y Praga, pero también apuestas seguras tradicionales como Londres, Nueva York y Tokio. El reflejo de los cambios provocados por la crisis sanitaria y sobre todo la capacidad de adaptación de las grandes fortunas», comenta Thibault de San Vicente, Presidente de BARNES.

En lo alto del ranking aparecen cinco ciudades que han convencido a los inversores tanto por su atractivo como por sus fundamentales: Miami, ya sorprendida por el Top 2020 donde fue 4º, ocupa el 1º puesto, seguida de Austin que salta del 24º al 2º puesto. Tokio sigue siendo un buen tercero, seguido de Ginebra, que avanza del 8 al 4 lugar y París, que sube del 7 al 5 lugar. Estados Unidos, por tanto, se lleva la parte del león debido a la rápida evolución económica, mientras que Japón y Europa, la «Old Wave», consiguen reinventarse.

«La vieja Europa recupera su antiguo estatus, con cinco ciudades en el Top 10 (Ginebra, París, Londres, Madrid, Estocolmo), lo que atestigua una vuelta a los tradicionales valores seguros que eran, antes de la crisis sanitaria, los grandes habituales de la Índice de ciudades BARNES», explica Thibault de San Vicente. Lo mismo ocurre con Nueva York y Toronto, que también están regresando. 

WhatsApp
es_ESSpanish
Consentimiento de cookies con banner de cookies reales