«Barrios de la ciudad de Nueva York»: exploración de Harlem

Entrevista de Rachel Brunet, directora y editora en jefe de Petit Journal New York

BARNES New York te invita en su serie de artículos sin título “New York City Neighborhoods”, donde podrás conocer periódicamente los diferentes barrios de la ciudad, a los ojos de los francófonos que se han asentado allí. Nos cuentan todo sobre su barrio, con sus palabras, sus gustos, sus costumbres. Hoy exploramos Harlem, distrito histórico en el norte de Manhattan, con Sophie Thuault-Restituito, Jefe de Gabinete del Herbert y Florencia Irving Instituto de Dinámica del Cáncer de la Universidad de Columbia. Originaria de Tropez, viviendo en Nueva York desde 2004, ha vivido en West Harlem durante 8 años con su esposo y sus dos hijos.

Vives en el distrito de Harlem. ¿Qué te atrajo de este barrio?

Me sedujeron varias cosas. Primero que nada, diversidad. Hay una mezcla de afroamericanos, africanos de habla francesa y europeos y todos viven juntos. También está muy orientado a la familia y muy basado en la comunidad. A menudo nos encontramos con alguien que conocemos de camino a casa desde la escuela. También es muy tranquilo y verde, cerca de Morningside Park o Central Park. También hay varios otros parques en Harlem como Saint Nicolas Park, Jackie Robinson Park o Marcus Garvey Park. El tráfico es menos denso que en el centro de la ciudad y puede circular fácilmente. El "viaje diario" es fácil con varias líneas de metro y autobús.

¿Puedes hablarnos de la vida en este barrio, el ambiente?

Es una zona muy animada. Personas de diferentes culturas y orígenes sociales se unen. El distrito está lleno de pequeños restaurantes, cafés, supermercados. También hay varias generaciones allí: jóvenes afroamericanas que salen a bares en grupos, familias haciendo barbacoas o picnics en Morningside Park, adolescentes que se encuentran en el parque.


¿Qué hace que este barrio viva, qué lo impulsa?

Personas que van a restaurantes, cafés y bares, pero también niños que van a los patios de recreo del parque o personas que hacen jogging o pasean a sus perros.

Usted es una mamá. ¿Cómo es la vida con niños en Harlem?

Es muy fácil porque hay muchas cosas cerca y el vecindario es lo suficientemente seguro para que los niños sean independientes rápidamente. Mis hijos van solos a Morningside Park o Central Park para encontrarse con sus amigos y también van a la escuela solos. Uno de mis hijos va a una escuela bilingüe en el Upper West Side y hace los viajes con una de sus amigas en el metro. Hay muchas familias que hacen el mismo viaje, entonces se encuentran con los otros niños y caminan juntos. Mi hija mayor asiste a la escuela secundaria en East Harlem. También hace los viajes con amigos en autobús. También hay varias guarderías en el barrio.

Mis dos hijos están tomando lecciones de taekwondo en West Side Taekwondo, que está a una cuadra de nuestro lugar, donde se encuentran, una vez más, con los niños del vecindario. Mi hija juega en un club de fútbol, West Side Soccer League, y va a practicar principalmente sola en el Upper West Side.

A menudo nos movemos a pie, en scooter o en bicicleta. El transporte público también es muy conveniente. Disponemos de varias líneas de metro y colectivos. Y personalmente, me encanta la proximidad a mi trabajo y mi caminata de 10 minutos, ya que trabajo en Morningside Campus de Columbia.

¿Es un vecindario ideal para familias?

Es un vecindario muy familiar y comunitario. ¡Esto es lo que me encanta! Todos se ayudan unos a otros. Simpatizamos con las nuevas familias en el parque. Nos reunimos con otras familias de la escuela bilingüe para hacer un picnic o jugar en el parque.

¿Puedes mostrarnos este barrio con tus propias palabras?

Casas de piedra rojiza o edificios de poca altura, pequeñas tiendas locales, restaurantes y cafés, diversidad cultural y económica, parques llenos de niños.

¿Encuentra un pequeño lado europeo de este distrito a través de los habitantes, las tiendas, las escuelas?

Sí, muchas familias del vecindario asisten a la escuela bilingüe de la escuela PS 84, o Lafayette Academy, en el Upper West Side. O incluso en NYFACS. También hay varios restaurantes italianos y una muy buena Café Caféine que tiene croissants y pain au chocolat dignos de los que se encuentran en Francia. Hay muchas pequeñas empresas locales ...

¿Tus lugares favoritos en Harlem?

Hay tantos ! Varios restaurantes como Lido y Vinateria, dos restaurantes italianos; Row House, más bien americano; Maison Harlem, donde se puede comer cuscús. Sylvana, cocina de Oriente Medio, que también alberga conciertos por la noche. Melba, para la cocina soul; Harlem Burger, Cantina Taqueria por sus tacos y margaritas; Café Caffeine con un muy buen capuchino y sus famosos croissants y pains au chocolat; Levain Bakery, con sus famosas galletas; Les Ambassades, pastelería franco-africana; Bagel O por sus bagels hechos justo antes nuestros mismos ojos; la Bodega, en la calle 116 que cuenta con una selección de vinos a muy buenos precios; el delis, Amrita, en 110th Street y Central Park West, una pequeña brasserie muy acogedora, muy buena y no cara; la empresa de alquiler de bicicletas de al lado; la ferretería en Frederick Douglass Boulevard. También hay algunos restaurantes muy agradables más abajo en el centro de Harlem como Harlem Shake, Barawine, Sottocasa… ¡Y todos los lugares nuevos que siguen abriendo!

¿Es este un barrio que recomiendas para quien quiera comprar o alquilar?

Sí ! ¡Llevamos 8 años viviendo allí y la pandemia no nos ha desalojado! Nos quedamos !

¿Si tuvieras que describir Harlem en 3 palabras?

Diversidad, comunidad y parque.

EXPERTOS DISCUTIR - Harlem

MERCADO DE ALQUILER:

A menudo es más barato alquilar un apartamento en Harlem que más al sur de Manhattan. En promedio, se necesitan $ 2,900 (o $ 2,300 sin portero), una reducción de alrededor de 5% en un año. En edificios con portero, el estudio se alquila en promedio a $ 2,450 por mes, el 1 dormitorio a $ 2,950 ($ 4,000 promedio Manhattan), el 2 dormitorios a $ 3,950 (comparado con $ 5,800 en promedio en Manhattan).

MERCADO DE VENTAS:

En el segundo trimestre de 2020, el precio de venta medio fue de $ 685.000, un 25% menos que el año pasado, debido a Covid. Hubo un total de 66 transacciones, una caída de más de 50% respecto al segundo trimestre del año pasado. El precio medio por pie cuadrado fue de $ 828, que aún permanece cercano al de 2019. A fines de junio de 2020, como recordatorio, el precio de venta medio en Manhattan fue de $ 989.000.

Entrevista de Rachel Brunet, directora y editora en jefe de Petit Journal New York

Lea el artículo en Le Petit Journal New York

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
Consentimiento de cookies con banner de cookies reales